NewDetail

AICEP
Agência para o Investimento e Comércio Externo de Portugal

CABEÇALHO

La compañía invierte 15 millones en su nueva fábrica de vacunas en Paredes de Coura, ya en construcción, y aspira a crear “un polo biotecnológico” entre Galicia y el norte luso.

La 10 millones de euros inyectados en su filial portuguesa a través de una ampliación de capital en diciembre de 2019 y la búsqueda a finales del pasado año de un gestor y captador de ayudas públicas “para financiar investigación, mejoras en las instalaciones productivas y otro tipo de inversiones” en el “nuevo proyecto en marcha para la planta de fabricación de vacunas en Paredes de Coura” anticipaban lo maduro que estaba el siguiente paso en la expansión de Zendal. Aún así, los responsables de la compañía preferían hablar de él como uno de los muchos posibles. Faltaba el sello del consejo de administración. Cumplido ese último trámite, Zendal confirmó ayer la elección del norte de Portugal para seguir creciendo, como adelantó FARO en noviembre. En el parque empresarial de Formariz, uno de los dos recintos industriales de la localidad perteneciente al distrito de Viana do Castelo, empezaron ya las obras de la futura planta de “producción y envasado de vacunas víricas de salud humana” con la previsión de tenerla lista en diciembre de este mismo año. El país vecino ha puesto la alfombra a roja al plan, dotado con unos 15 millones de eurosi, aplauso incluido de su primer ministro, António Costa, ante el déficit en biotecnología que hasta ahora arrastraba la tenaz estrategia de Portugal para revitalizar su economía y el intento fallido en 2006 del entonces jefe del Ejecutivo, José Sócrates, de conseguir una primera fábrica de vacunas en el país en la zona de Coimbra.

 

Más aqui

Partilhar